Impulsado en gran parte por los numerosos avances tecnológicos de la última década, el mundo de los negocios está en un continuo estado de cambio . Estos cambios han puesto mucha presión en las empresas, especialmente en aquellas que tenían sus raíces aferradas a las formas tradicionales de hacer las cosas.

Otras empresas han sido más flexibles, han estado menos sujetas a los antiguos modelos de negocio. Para ellas, las nuevas tecnologías no se han visto como un problema, sino como una oportunidad a la espera de ser explotada. Ser capaz de ver las cosas de esta manera, sobre todo cuando muchos otros luchaban por conservar los modelos en desuso, requiere un conjunto de habilidades o características específicas. Son habilidades que no solo facilitan la creatividad, sino que también la inspiran en los demás.

Este conjunto de características se conoce como liderazgo de innovación, posiblemente una de las fuerzas más importantes que impulsan el entorno empresarial del siglo XXI. A continuación, te presentamos siete características que todos los líderes innovadores tienen en común.

Influyen en los demás

La autoridad siempre ha estado en la base de la dirección de un negocio. Ser el jefe requiere una dosis individual de autoridad que los empleados pueden admirar. Pero, la fuerza de fondo que impulsa a los demás a ser creativos es la influencia, no la autoridad. La diferencia entre ambas es sencilla. Por un lado, la autoridad está fuertemente vinculada al mando y a la jerarquía; mientras la capacidad de influir en los demás, está más relacionada con el carácter, con el preocuparse por otros y con la toma de riesgos. En otras palabras, con líder innovador nos referimos más bien a quién eres, en lugar de a qué haces.

Piensan en el futuro, crean el presente y aprenden del pasado

Aunque las actividades cotidianas de una organización tienden a ser urgentes e inmediatas, no tienen casi nada que ver con la innovación. A diferencia de casi todas las actividades que se desarrollan dentro de un negocio, la innovación no se desempeña bien en el presente, sino en el futuro. Sin embargo, un gran líder innovador no puede simplemente fantasear con el futuro.

También necesita gestionar el presente y aprender del pasado de manera selectiva. Esto es necesario para inventar nuevos modelos de negocios, optimizar los que ya existen y eliminar valores y prácticas obsoletas sin mirar atrás.

De mente abierta

No es sorpresa para nadie que los líderes innovadores necesitan ser de mente abierta. Solo con esta mentalidad particular, sin prejuicios, serán receptivos a explorar una nueva idea cada vez que se les presente. No quiere decir que todas las ideas vayan a ser grandiosas, pero dar a cada una el beneficio de la duda incentivará una cultura innovadora dentro de la organización.

Con alta inteligencia emocional

A diferencia de lo que se cree popularmente, los líderes innovadores necesitan tener sus emociones bajo control. Esto les permitirá mantenerse por encima de la politiquería e intrigas del mundo corporativo. Pero además, los mantendrá a salvo de estados mentales negativos, como la ansiedad y la depresión, que en particular, no se llevan bien con la innovación.

Personas de acción

Los líderes innovadores no suelen mantenerse al margen viendo cómo se desarrollan las cosas. Se sienten particularmente energizados por la acción que tiene lugar a su alrededor y les gusta ensuciarse las manos, por así decirlo. Disfrutan genuinamente de liderar el equipo hacia la mejora, la innovación y la eficiencia.

Observadores

No se puede ser un líder innovador sin la capacidad de ver oportunidades que otros no pueden advertir. Pero, para que sea posible hacerlo, necesitan detectar patrones y detalles, así como realizar evaluaciones atinadas y encontrar soluciones para distintos problemas.

Transparentes

Las nuevas ideas no se generan en el vacío y los líderes innovadores están completamente al tanto de este hecho. Debido a esto, comparten su conocimiento y visión con cualquiera que esté interesado en escuchar. De hecho, el éxito individual y la innovación rara vez trabajan juntos. Por lo general, la sinergia generada por dos o más mentes trabajando juntas hacia un mismo objetivo es lo que consigue que la innovación arraigue.

Conclusión

Si bien esta lista no es exhaustiva —estoy trabajando aún en ella—, presenta un modelo de liderazgo que no es como muchos otros establecidos. Las siete características de este artículo corresponden, más o menos, a rasgos de carácter y no a habilidades reales per se. Son más bien una forma de pensar que un tipo de conocimiento especializado.

Tiempo de reflexionar: ¿Cuántos líderes innovadores conoces? ¿Eres uno de ellos?


Do you want more posts like this?