Una forma de pensar emprendedora en un entorno corporativo puede traer consigo muchos beneficios, tanto para los propios empleados como para la empresa en la que trabajan. Y por pensamiento emprendedor me refiero, por supuesto, al personal y no a los fundadores.

¿Cómo puedes lograr que tus empleados piensen como emprendedores? La respuesta es algo simple y directa, incluso si no es lo primero que te viene a la mente. Consigues que diseñen, creen y lancen un producto por sí mismos.

Ese fue el mismo concepto utilizado por iGoDigital, una compañía de recomendación de productos para clientes de comercio electrónico con sede en Indianápolis, durante un evento propio titulado “Innovation Days”. En lugar de llevar a sus empleados a realizar actividades de ocio y team-building, iGoDigital combinó negocios con placer, logrando los mismos resultados que cualquier otra actividad de ocio en la empresa, lanzando además, al mismo tiempo, un nuevo producto.

Eric Tobias, fundador de iGoDigital, dijo sobre el evento: “Cerramos la oficina por dos días, apagamos nuestros teléfonos móviles, correo electrónico y nos marchamos. Este año fuimos a un espacio de coworking llamado The Speakeasy. Nos pusimos manos a la obra y pasamos dos días construyendo un nuevo producto desde cero”.

Lo que crearon fue Scribblr, un software que administra las firmas de correo electrónico en toda la organización. Aquí hay algunos consejos sobre cómo crear un evento como éste por tu cuenta y usarlo para conseguir un resultado significativo.

Mezcla y combina a tus empleados

Innovation Days no hubiera tenido el éxito que tuvo si los empleados hubieran estado estancados haciendo el mismo trabajo que hacen regularmente. Las personas de iGoDigital intercambiaron sus roles durante el evento, de esta manera, tuvieron a diseñadores haciendo llamadas de ventas mientras los vendedores diseñaban el producto; un equipo se encargó de la web, mientras el otro se encargaba de las funciones de back-end y así sucesivamente. En otras palabras, las personas estuvieron haciendo trabajos a los que no estaban acostumbrados, los cuales, a su vez, los hicieron pensar fuera del molde más que nunca antes.

Hazlo divertido

El objetivo de ese ejercicio era tener una experiencia divertida y de vinculación, no el de tener al equipo trabajando largas horas para diseñar el software a tiempo. Los ejecutivos no sólo programaron el evento para que coincidiera con el torneo de baloncesto “March Madness” de la NCAA, sino que además planificaron cuidadosamente que Scribblr se culminara en dos días.

Darles a probar lo que significa ser un emprendedor

Mi objetivo real era incorporar los desafíos que enfrentan los emprendedores cuando inician un negocio en nuestra compañía”, dijo Tobias. “Uno de esos desafíos es el constante tira y afloja de tener ideas y todas estas oportunidades, y tener que tomar decisiones y hacer concesiones en el día a día. Quería que todos sintieran un poquito ese dolor”.

El experimento funcionó mejor de lo esperado. No solo estaban todos entusiasmados acerca del proyecto, sino que además querían seguir trabajando en él después de que el evento terminó.

Conclusión

Dar a tus empleados el sentido de lo que significa ser un emprendedor, cómo crear nuevas ideas y cómo pensar fuera del molde, tiene beneficios tanto para la compañía como para los propios trabajadores. “Todos estuvieron ahí desde el momento en el que nació la idea”, dijo Tobias. “Era como tener 50 fundadores”.

Pregunta para reflexionar: ¿Cuántos intraemprendedores tenemos en nuestra empresa? ¿Les estamos permitiendo alcanzar su máximo potencial?


Do you want more posts like this?