Hace poco que soy oficialmente “inusual.” Mucha gente me dice: —Felicidades,tu nueva empresa es muy interesante. ¿qué hace exactamente?— Bien pues mejor que Pere, en este artículo no lo puede explicar nadie, pero yo quería hacer una reflexión en voz alta sobre ¿qué es innovar y quien tiene la fórmula mágica para hacerlo?

¿Qué espera una persona de un nuevo trabajo?

Sobre todo aprender, aportar, un proyecto que avance y crezca en el tiempo, y ¿Qué busca una empresa en un empleado? Gente con sentido de la co-propiedad, involucrados y con gran aportación al grupo. Creo que las palabras motivación, creatividad, buen ambiente e innovación serían comunes en ambos casos.

Aportar ideas, soluciones e implementarlas es básico para innovar.

Según la wikipedia, Innovar es un cambio que introduce novedades. Visto así, un cambio es una evolución hacia el futuro, avanzar, mejorando nuestros recursos, habilidades y procesos de creatividad y aprendizaje.

Esto sería mucho más fàcil, si ya nos lo enseñaran desde la escuela.

El otro dia leía un artículo sobre dos maestras, María Acaso y Clara Megías, especializadas en innovación educativa que han inventado un método de prendizaje llamado “Art Thinkking.”

El arte puede ser entendido como una metodología desde donde transformar la educación porque incorpora cuatro elementos clave que son los siguientes:

  • Pensamiento divergente: fomenta un tipo de pensamiento crítico y no lineal “absolutamente necesario” para el desarrollo de conocimiento en la actualidad.
  • Placer: es el sentimiento que va unido a la emoción positiva, por lo que que hay que recuperarlo en educación. Sin el placer, no hay motivación y sin motivación no hay aprendizaje.
  • La educación como producción cultural: “defendemos la realidad de que un profesor y sus alumnos producen conocimiento al mismo nivel que otros profesionales, como los filósofos o escritores.”
  • Trabajo colaborativo: “olvidemos las asignaturas estancas: hay que trabajar por proyectos y en comunidad, tal como hacen muchos de los artistas contemporáneos.”

Las investigaciones sobre neuroeducación demuestran que para activar el deseo de pensar es necesario encender previamente una emoción, y para ello es fundamental despertar la curiosidad.

En 2009, Acaso publicó el libro La educación artística no son manualidades, en el que criticaba que las disciplinas relacionadas con las artes han sido consideradas como un conocimiento de segunda categoría, prescindible, frente a los “conocimientos altos” como las matemáticas o las ciencias.

En su opinión, el nuevo escenario laboral, en el que el número de robots no deja de aumentar, requerirá perfiles muy creativos, una cualidad que las máquinas no dominarán. “Precisamente al Art Thinking no le interesa demostrar hechos, no es una metodología cerrada basada en certezas, sino encender la curiosidad para activar procesos de investigación.”

“Sólo se puede aprender aquello que se ama”
— Francisco Mora, autor del libro Neuroeducación.

Las investigaciones sobre neuroeducación demuestran que para activar el deseo de pensar es necesario encender previamente una emoción, y para ello es fundamental despertar la curiosidad.

Atención, emoción y aprendizaje, ese es el orden de la neuroeducación. “En la escuela se aprende a través de la memorización, sin pensar. La gente llega a la edad adulta y no sabe pensar por sí misma, se han dedicado a reproducir lo que dicen otros. Es cierto que necesitamos información en nuestra memoria, pero hay que cambiar el proceso por el que nos llega”, explica Clara Megías.

Investigar y analizar por uno mismo. Cuestionar lo que se da como cierto. Eso es lo que hace el arte.

Todos estos conceptos se pueden aplicar para uno mismo, para el trabajo, o la escuela. Lo rutinario, lo que no cuestionas, lo que no te aporta, lo que no amas, no te ayuda a evolucionar, y mucho menos a innovar.

Innovar es una nueva manera de hacer las cosas, supone incorporar la innovación des de un punto de vista organizacional, de actitud, con ideas nuevas, participación, provocando hábitos y dinámicas diferentes.

Resumiendo, Innovar es preguntarte cada dia: ¿Cómo puedo hacer mejor las cosas? Estoy en ello…


Do you want more posts like this?