Muchos profesionales del marketing ya estarán cansados de tantos términos anglosajones. ¿Pero por qué no se traducen? se preguntarán… En este caso en particular, la respuesta es fácil: porque no se puede…

Bueno, en realidad sí se puede. De hecho, la traducción literal de la palabra “engagement” en castellano sería “compromiso”. Entonces estaríamos hablando del nivel de compromiso que existe entre una marca y sus usuarios o consumidores. Lo que equivaldría a decir, según mi interpretación, que un cliente que ha firmado un contrato de permanencia con una empresa es lo más que se pueda pedir y conseguir…

¿Te conformas con esta definición?

Personalmente, no creo que debas porque el engagement es mucho más que esto. Es un conjunto de cosas, un espacio en el que se mezclan implicación, interacción, vínculo emocional, entusiasmo, conexión, fidelidad y, también, compromiso.

El engagement se refiere al tipo de relación que mantienes con tus usuarios y a su calidad. Porque una cosa es conseguir que tus clientes no se puedan ir, otra que no se quieran ir…

Para que quede más claro, te voy a hacer una pregunta: ¿Hasta que punto tus clientes se han hecho suya tu marca? Pues aquí lo tienes…

¿Cómo se mide el engagement?

¿Cómo se mide una relación o un sentimiento? Es difícil. Sin embargo, existen unas métricas que nos permiten tener una idea de si vamos bien o mal. De hecho, muchos profesionales confunden, en mi opinión, el concepto y los indicadores. Reducen el engagement al número de seguidores obtenido en redes sociales. No digo que estos resultados no son importantes, pero no son el propósito en sí mismo.

Las métricas que nos pueden ayudar son las siguientes:

  • Número de “Me gusta” en Facebook
  • Número de veces que tu contenido se ha compartido
  • Menciones (positivas, neutrales, negativas)
  • Comentarios en el blog
  • Impresiones de imágenes y videos
  • Número de RSS/suscriptores al Email
  • Número de followers en Twitter
  • Número de miembros en tu grupo de LinkedIn
  • Etc.

Trucos para favorecer el engagement

En el fondo, el engagement se consigue haciendo todo lo que ya hemos ido comentando, y seguiremos comentando, en este blog: escuchando, observando, conversando, poniendo el cliente en el centro de todo, teniendo empatía, siendo autentico, etc.

Más concretamente, hay algunas buenas prácticas que pueden ser de ayuda a la hora de incentivar la participación.

  1. Hacer preguntas pertinentes, que provoquen la reflexión.
  2. Llamar a la acción de manera clara y transparente.
  3. Desde luego, usar widgets o plugins que permitan que los usuarios compartan tu contenido.
  4. Y, no lo olvides, lo más importante sigue siendo crear contenido relevante, que aporte valor a tus clientes.

Y tú, ¿cual es tu definición de engagement y que acciones implementas en tu empresa para mejorarlo?


Do you want more posts like this?