Imaginemos que nuestro talento innovador es una semilla que tenemos en nuestro interior. Para que pueda florecer, necesita de la ayuda de factores externos, como una cultura innovadora y formación. Esos elementos extrínsecos, que son el agua y el sol para nuestra semilla, le ayudarán a producir nuevas hojas y flores. Pero para ser capaz de producir nuevas semillas o frutos, nuestra planta necesita de otras plantas y sus flores, así como de elementos como el agua, el aire o las abejas, que transporten el polen de una flor a otra. Así como las plantas, las personas necesitamos de otras personas para dar fruto y de un ambiente adecuado con los elementos propicios para generar innovación.

Motivar a nuestros empleados a establecer conexiones interpersonales productivas tiene un amplio abanico de ventajas para el talento innovador. Veamos a ver algunas de ellas.

La importancia de la conexión social para la aceptación de nuevas ideas

En un estudio sobre la inducción de nuevos empleados realizado por Google con el investigador Spencer Harrison, se analiza cómo las ideas de los nuevos empleados se establecen en la organización a través de las relaciones interpersonales, y cómo la benefician. De acuerdo con el estudio, las buenas ideas que traen los nuevos empleados no llegan a buen puerto, a no ser que cuenten con el soporte de otros empleados que llevan más tiempo en la empresa.

Una buena idea aislada no es productiva sin el contexto que le puede aportar la experiencia de los trabajadores ya establecidos.

El aporte de estos trabajadores más veteranos sirve de guía a la hora de orientar al nuevo en cuanto a la estrategia de la empresa, de modo que se encaminen las buenas ideas del recién llegado hacia algo más concreto y definido. Así pues, el conocimiento externo que aportan los nuevos empleados logra evolucionar y encuentra espacio en la organización.

El beneficio de mezclar visiones

Las personas tienen distintos backgrounds, formas de ver la vida y conocimientos. La conexión entre los empleados les permite el intercambio del Know How. Esto es especialmente importante cuando hablamos de trabajadores nuevos. El estudio de Harrison sostiene que el conocimiento externo que traen consigo los nuevos empleados supone una oportunidad de aprendizaje enorme para los miembros actuales de la empresa. Ampliar la visión, a veces viciada por una misma forma de hacer las cosas, propicia la innovación, y permite reconocer nuevos talentos tanto de los empleados recién llegados así como de los que actualmente componen la plantilla.

Retroalimentación positiva para motivar la innovación

Recibir feedback constructivo, puede ser otra de las ventajas de las interconexiones entre personas para fomentar y fortalecer el talento innovador. Recordemos que el feedback positivo ofrece el soporte emocional al innovador, necesario para superar su miedo al fracaso y, por supuesto, para madurar sus ideas. El feedback constructivo con origen en los compañeros de trabajo fomenta la innovación, e impacta positivamente en la creatividad de los empleados.

Google, por ejemplo, utiliza la retroalimentación entre compañeros, para motivar conexiones entre ellos. Esto forma parte de su programa de revisión de desempeño anual. La empresa anima a sus empleados a que se apoyen entre sí dando y recibiendo comentarios entre ellos, a través de una herramienta de retroalimentación a tiempo real con la que cuentan. Esta conexión que se crea entre los empleados sirve como vínculo, como apoyo emocional y como fuente de innovación, aprovechando y puliendo el talento de cada individuo con el aliento de sus compañeros.

Reconocimiento entre iguales como refuerzo positivo a los innovadores

Una técnica que utiliza Google para motivar y reforzar a sus empleados, tiene también que ver con las conexiones entre profesionales de distintos departamentos. Cualquier compañero puede nominar a otro (de otro departamento) como ganador del premio y si los directores de ambos departamentos aceptan, el nominado recibe dinero en metálico como reconocimiento, además de un correo electrónico corporativo en el que todos pueden participar felicitando al compañero.

Esta socialización, reconocimiento y participación del conjunto de empleados crea un ambiente que los motiva a sentirse seguros de sí mismos y a ser capaces de asumir riesgos a la hora de innovar y crear nuevas ideas, sin temor a represalias y prejuicios.

Los equipos más diversos obtienen mejores resultados

Motivar las interconexiones de los empleados más allá de las conexiones más cercanas y obvias, permite que los equipos de trabajo sean más diversos. Los equipos diversos son importantes para promover la generación y difusión de ideas frescas. Además, estudios han demostrado que los equipos más diversos, superan en rendimiento a los equipos en los que todos los miembros tienen una mentalidad más parecida.

Conclusión: las relaciones interpersonales generan talento innovador

Un ambiente de seguridad psicológica para el empleado, que haga que se sienta parte de un equipo, facilita que comparta sus opiniones e ideas, incluso sus dudas. El reconocimiento, el feedback positivo y el intercambio de visiones entre las personas que conforman una organización generan un idioma de confianza en el que comunicarse es tarea fácil. Con esta comunicación se rompen barreras y se crea un mapa de trabajo que recorrer sin limitaciones, explorando nuevos caminos y con la meta de desarrollar una cultura de la innovación en todo el equipo.

Pregunta para reflexionar: ¿Estás fomentando suficientemente las relaciones interpersonales en tu empresa?


Do you want more posts like this?