Entre otras muchas cosas, la Navidad es un tiempo especial para tomar un poco de distancia y reflexionar sobre el año que acaba y el próximo que comienza. Es una buena costumbre hacer un repaso de lo que ha dado de sí el año.

En mi caso en particular, estas fechas cobran una especial importancia porque cada 23 de Diciembre, cumplo un año más como fundador de mi propia empresa —a pesar de que el proyecto sin ánimo de lucro ya tiene 18 años— habiendo felizmente dejado atrás una interesante etapa como directivo, en la que siempre había participado como profesional experto.

Como digo esta semana hemos cumplido 2 años de vida como empresa y, al igual que hice el año pasado, me gustaría destacar algunos de los artículos más relevantes de estos 12 meses:

Lo digital era la excusa

Empecé el año llegando a la conclusión tras haber participado en los últimos 10 años en proyectos de digitalización en empresas de todo tipo, y de haber publicado un libro titulado “Estrategia Digital” que ya lleva 7 ediciones, que lo digital era una excusa.

Lo importante no era la tecnología, sino lo que había detrás. Se trata de la capacidad que tiene la organización para adaptarse, o anticiparse a los cambios que dicta el mercado, o mejor dicho, el cliente.

Lo importante de lo digital no es el formato o el canal en sí, sino sus implicaciones en la manera de operar de las personas que conforman la organización.

No sabes lo que te espera

Sin duda un de los mejores eventos en los que he participado este año ha sido Experience Fighters en el que hablé sobre la “Transformación corporativa: del departamento de innovación a la cultura innovadora.” Meter un búfalo en un encuentro profesional de diseñadores de experiencias de usuario y encima decirles, que no saben lo que les espera, fue cuando menos, temerario.

Pero el resultado valió mucho la pena y al final del artículo original puedes ver el video completo y los comentarios del público. Fue un placer participar, pero aún más lo es ver cómo casi cada día respondo mensajes relacionados con el tema.

Creatividad organizacional

Este artículo marcaba el inicio de una nueva etapa en la que redefiníamos lo que somos, y lo que hacemos porque nuestros clientes así nos lo habían pedido.

INUSUAL empezó en Barcelona en 1997 como una comunidad de profesionales innovadores y con el tiempo nos hemos convertido en la primera empresa en el mercado especializada en servicios de insourcing de creatividad organizacional.

Esto es que ayudamos a personas, equipos y organizaciones a potenciar internamente su propia capacidad creativa para superar sus retos más difíciles. Este es el esquema conceptual en el que basamos todo nuestro trabajo, aunque ahora lo simplificamos llamándolo innovación vital, más abajo tienes el por qué.

liderazgo-creativo-inusual-1

¿Cuál es la diferencia?

Aquí nos preguntábamos ¿por qué hay empresas aparentemente iguales y unas triunfan y otras no? ¿Cuál es la clave del éxito? ¿Cómo pueden los líderes de una organización impactar en los resultados de manera positiva?

El profesor del “MIT Sloan School of Management” Edgar Schein, lo resume muy bien en una frase: “La única cosa realmente importante que los líderes hacen es crear y gestionar la cultura.” “Si no gestionamos la cultura —continúa— ésta nos gestiona a nosotros y seguramente será difícil ser consciente de lo que realmente pasa.”

“Las empresas son en realidad organismos vivos, no máquinas. Nosotros seguimos actuando como mecánicos, cuando lo que necesitamos es hacer de jardineros.” —Peter Senge

¿Qué clase de líder eres?

Hay líderes multiplicadores y “líderes” reductores.
¿Adivina qué grupo abunda más?

Efectivamente, desgraciadamente los reductores ganan por mayoría, pero no por efectividad porque un equipo bien liderado es capaz de multiplicar su rendimiento, mientras que uno a cargo de un “líder” reductor sólo podrá aspirar a luchar por sobrevivir e ir perdiendo fuerza, talento y entusiasmo con el tiempo.

Saber innovar y guardar la ropa

Está claro que el mayor riesgo es no arriesgarse. Y ahora pregúntate tu ¿qué riesgos estás asumiendo? ¿Y tu organización? Las organizaciones —por definición— funcionan para minimizar el riesgo, la innovación en cambio es una clara asunción de riesgo.

“Gestionar las tensiones en la organización es un problema permanente… uno no quiere una organización que sólo le obedezca y haga lo que tú quieres. Tú quieres una organización que razone y argumente contigo. Quieres cultivar la influencia de abajo hacia arriba, pero tienes que tener cuidado que la cosa no degenere en el caos.”

Estas son unas declaraciones de Bill Coughran, cuando fue un directivo de Google que participó en un gran trabajo que llevaron a cabo la profesora de Harvard Linda Hill, junto a Grec Brandeau, Emily Truelove y Kent Lineback. A los que hacíamos referencia en este artículo otro día.

Genialidad colectiva

La creatividad organizacional no consiste en encontrar los genios creativos en la empresa, sino en conseguir resultados extraordinarios con la suma de personas normales.

Nadie se hace grande demostrando lo pequeño o débiles que otros pueden ser. Grande es aquél que puede hacer crecer a la gente que tiene a su lado.

Y esa es, en mi opinión la clave de conseguir un liderazgo creativo; no se trata de tener las mejores ideas, sino de generar ambientes de trabajo donde la creatividad de las personas florezca y sean capaces entre todos, de resolver los problemas complejos de manera proactiva.

¿Se puede innovar en cualquier sitio?

Las organizaciones del Siglo XXI deben ser capaces de usar la creatividad como ventaja competitiva. Porque ya no compiten produciendo, sino innovando.

Pero ¿eso cómo se hace? ¿cómo se consigue que unas personas que hasta ahora han estado realizando un trabajo rutinario, de pronto se pongan a crear cosas nuevas y valiosas? Es más, ¿cómo se consigue que el equipo tenga buenas ideas que puedan llevarse al mercado con éxito?

El espacio condiciona nuestros hábitos. Si estamos en nuestro sitio habitual de trabajo, lo más probable es que —por mucho que nos esforcemos— sigamos pensando de la misma manera, y sigamos viendo las cosas desde la misma perspectiva de siempre.

Confortosis

Uno de mis favoritos. Aquí hablábamos de que hay personas que van a trabajar porque se ven obligadas a ello, no porque les motive o sea estimulante. Lo peor es que su trabajo está cada día más agitado y les exige cada día más rendimiento, pero su nivel de capacitación para llevarlo a cabo, dejan mucho que desear. ¡Están en zona de peligro!

confortosis - @INUSUAL

Describíamos la “Confortosis como una “enfermedad degenerativa” muy común en grandes organizaciones que han ocupado o todavía ocupan posiciones de liderazgo en el mercado. Puede afectar a todos los niveles de la organización.

Recomendábamos un auto test para saber en qué zona te encuentras a nivel personal, las preguntas son muy interesantes y la web permite ver el resultado de la prueba al finalizarla.

De las musas al teatro

¿Cuántas empresas conoces que no consideren la innovación como algo imprescindible para su futuro? ¿Y cuántas de ellas hacen de verdad algo al respecto cada día? ¿Cuántas de ellas lo miden? ¿Y qué miden?

La verdad es que se nos llena la boca de buenas intenciones y de objetivos estratégicos, de innovación y de cosas fantásticas que estamos decididos a hacer, pero ¿cómo convencemos a la gente para que lo lleve a cabo?

Tu equipo pasará de las musas al teatro en la medida en que tu organización sea capaz de involucrar diariamente a las personas que trabajan por y para ella en el proyecto de cambio.

Fertilizar la innovación

Aquí ya entrábamos en el tema de la “innovación vital” al darnos cuenta de que la innovación es un proceso orgánico, también descubrimos que una de las mejores maneras de explicarlo es usando la metáfora del cultivo de la tierra.

Si la innovación no da fruto, no es innovación, se queda en el intento y erosiona la capacidad creativa de la organización.

Igual que hay muchas personas que piensan que no son creativas, también hay muchas organizaciones que piensan que no saben innovar porque cada vez que lo han inventado, han fracasado ¿pero lo han intentado lo suficiente?

Hay muchas maneras de fertilizar la innovación, pero todas ellas tienen que ver con poner a las personas en primer lugar y en el centro del proceso. Si lo hacemos de cualquier manera, obtendremos cualquier cosa.

¿Qué significa la innovación vital?

La innovación vital es aquella relacionada con la vida de la organización, que es de suma importancia o trascendencia, que está dotada de la energía y el impulso (recursos) para actuar y vivir.

Hay gente que piensa que hablar de innovación es hacerlo de tecnología, pero en realidad la innovación es un proceso orgánicoque necesita tiempo y paciencia. Porque cada vez depende más de las personas y de su actitud para liderar el cambio vital al que nos enfrentamos cada día.

De hecho, lo que hace vital la innovación es el liderazgo de la compañía. Debe priorizarla, medirla, fertilizarla, cultivarla,cosecharla y venderla como les fuera la vida en ello, porque de hecho les va.

¿Y ahora qué?

Hemos hecho un camino interesante este año y estamos muy orgullosos de ello por todo lo que hemos aprendido y por todo lo que hemos descubierto junto con nuestros clientes. Es gracias a ellos que estamos aquí y es por ello que nos espera un año lleno de novedades. Algunas de ellas muy esperadas por todos…

Te invito a que sigas leyendo nuestros artículos —recuerda que escribimos como mínimo uno al día—. Algunas personas nos han dicho que le servimos de inspiración y que cuando la buscan siempre acaban encontrándola aquí.

Para nosotros es un orgullo leer esto y te aseguro que esa fuerza que recibimos de tanta gente “inusual” es la que nos impulsa a seguir siéndolo. Gracias por estar ahí, al otro lado de la pantalla y que pases unas Felices Fiestas en compañía de la gente que más te quiere.

Pulsa en esta imagen para poder acceder al resumen de los 12 artículos seleccionados para este año.

Feliz Navidad


Join us Beyond the Ordinary on inusual.net


¿Y tú qué dices?