Un mensaje de Twitter me dirigió a un artículo donde se hablaba del foro económico de Davos, lugar donde se concentran múltiples y variadas ideas, teorías que se debaten a alto nivel de forma que sean positivas para mejorar la vida en los países.

El tema principal de dicho artículo era la cuarta revolución industrial y el liderazgo responsable y receptivo de las personas que forman parte de una organización.

Del artículo extraje detalles muy importantes, pero el que más me impactó fue la teoría que los grandes gurús sostienen sobre las tendencias del mercado laboral. Puntos muy importantes pero tantas veces olvidados por las organizaciones y empresas como “Aprender a lo largo de toda la vida es una obligación, y está en las manos de los empleadores y de los gobiernos invertir en formación, y en la de los empleados comprometerse para actualizar constantemente sus habilidades”, es para mí un concepto esencial sobre el que bascula la idea, que en una entrevista concedida a ‘Business Insider’ Alain Dehaze, CEO de Adecco, analiza, sobre los rápidos cambios que se están produciendo en el mercado en general y sobre todo el laboral.

Una respuesta a estos cambios que me sorprendió es la idea de abandonar el paradigma del pasado consistente en que, para optar a un empleo era condición sinequanon estudiar una carrera. Otros responsables de RRHH de grandes corporaciones como Google explicaron que en sus compañías ya no piden títulos universitarios y consultoras como Ernst and Young, Pricewaterhouse o Deloitte han dejado de fijarse en las notas de los aspirantes al puesto y han creado sus propios criterios de selección, generalmente basados en las conocidas como habilidades blandas (creatividad, innovación o ingenio).

Para ello es esencial cambiar la forma y el enfoque educacional tradicional basado en la memorización y las clases magistrales, es necesario dirigir los esfuerzos hacia un sistema basado en proyectos, con un enfoque experiencial y trabajar la flexibilidad y la capacidad de adaptarse al cambio. Habilidades tan importantes como “la comunicación, la creatividad, la colaboración y el pensamiento crítico” son las necesarias para salir adelante en el mercado del siglo XXI.

Estas habilidades son las que debemos trabajar, son las que debemos cuidar y alimentar para que crezcan. Debemos pensar que la colaboración y el trabajo en equipo nos ayudará a seguir creciendo y de esta forma podremos expresar nuestra diferencia innovadora que sumándola a la de otros, que forman parte de un equipo u organización, permitirá que las organizaciones se diferencien unas de las otras, convirtiéndose en únicas.

Las organizaciones deben fortalecer lo que realmente tienen de diferente, las personas que trabajan en ellas. Para ello es importante conocer y que éstas conozcan sus habilidades innovadoras, en qué son buenas y poder desarrollarlas siempre en un entorno participativo y de equipo. La empresa debe saber conjugar las diferentes tipologías de habilidades que tienen sus equipos de trabajo y facilitarles las herramientas e información necesarias para que puedan crecer superando retos, afrontando problemas y aprender de ellos.

Pregunta de auto-reflexión: ¿tengo yo algo más de una buena nota?


Life is too short to be regular. Are you innovative?
Request an invite to inusual.net


¿Y tú qué dices?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>