Cuentos, historias, leyendas o cualquier otro tipo de narración han pasado de ser un recurso para distraer a las personas a convertirse en un medio de persuasión perfecto.

Ya abordamos en su momento como podría ser la forma de estas historias y su traslación a los medios de los que disponemos actualmente. Hoy el acercamiento tiene más que ver con  el objetivo a la hora de contar esas historias que con su distribución.

Si algo hemos aprendido todo este tiempo, es que las historias son el pegamento de las emociones. Si decides lanzar al mercado un producto o servicio, tienes dos opciones: lo lanzo y simplemente trabajo una ficha de producto especificando las ventajas de mi producto (serás un commodity y si lo haces bien puedes llegar a ser sublime) o explico una historia sobre el porqué de ese producto y cómo te va a ayudar a mejorar tu vida. En ese punto estarás entrando en el terreno de la legendariedad.

A partir del momento en el que decides ser legendario, tu objetivo ha de ser el de responder a la pregunta ¿cómo? voy a contar mi historia. Déjame que te ayude con 5 consejos:

Busca fomentar la credibilidad

Explica las historias en primera persona y añádele toda la pasión que te ha movido para lograr ese objetivo que has perseguido. Otro buen recurso es el de explicar viejas historias con nuevos enfoques, eso facilitará romper con las barreras asociativas.

Cuando era pequeño me encantaban los dibujos animados de la Warner, pero sobretodo me volvían loco los malignos planos de Wile E. Coyote intentando cazar al correcaminos. Pero siempre pensé que eso sería imposible de llevar a la realidad… Pues estaba equivocado: los chicos de Jackass demuestran en el video que los artilugios de la marca ACME pueden ser del todo creíbles:

Desencadena emociones poderosas

Contar una buena historia a alguien es de esas cosas que no tienen precio en la vida. Las historias ayudan a cautivar a las personas y provocan en estas respuestas emocionales a veces insospechadas. Pídele a tu departamento de marketing que deje de lado los aspectos más analíticos del negocio y se centre en buscar lo que hace reaccionar a las personas, los resultados te sorprenderán.

Si piensas en bandas de música, te viene a la cabeza esa idea de aburrimiento integral. Cuidado, no todo es lo que parece. Fíjate en lo que son capaces de hacer en Ohio y además homenajear a uno de los grandes de la música pop.

Influye en el punto de vista del grupo

Abordar soluciones desde un punto de vista más analítico o demográfico nos permitirá llegar a una parte de la sociedad pero no al conjunto. Has de buscar la inspiración para llegar a todos, la motivación es lo que mueve la acción de la sociedad.

Te presento a Annie Leonard, una activista americana que un día se pregunto dónde iba su Ipod cuando este dejaba de funcionar. Su pregunta se convirtió en videos virales en internet, después en un libro y hoy es uno de los referentes mundiales en sostenibilidad.

Crea héroes

Tus historias son para personas normales no para superhéroes, porque todos llevamos un héroe dentro que nos permite seguir avanzando cada día y es para ellos que has de dirigir tus esfuerzos.

Quizás el nombre de Chesley Sullenberg no signifique nada para ti. Era un piloto de aerolíneas normal hasta que el 15 de enero de 2009 tuvo que amerizar un avión comercial en el río Hudson salvando la vida de 155 pasajeros. El vídeo es un homenaje de uno de los familiares.

Espero que estos consejos te puedan servir para explicar más y mejores historias, y una vez más desearte la mejor de todas las semanas.

¿Y tú qué dices?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.