¿Te encuentras validando un análisis funcional o prototipo y estás viendo que no corresponde a las necesidades de tu cliente final? ¿Te preguntas cómo, después de todas las reuniones realizadas, el producto no refleja su esencia?

Si estás en esta situación, déjame que te recomiende una herramienta a tener en cuenta a lo largo de todo el proyecto, desde su conceptualización hasta su mantenimiento. El modelo persona.

El modelo persona te permite establecer los circuitos necesarios para diseñar una experiencia de usuario correcta. Te permite diseñar el «customer journey» y los flujos de interacción entre tu cliente y tu producto, identificando lo antes posible los que son superfluos o contienen errores. Nos ayuda a centrarnos en el producto final. Pero también nos ayuda en el proceso de validación.

El modelo persona es una de las bases para identificar lo antes posible aquellas partes de tu producto o servicio que no aportan valor o son erróneas.

Te presento a Asier, padre de familia, ejecutivo que cuentas del banco para el que trabajamos. Vive en Bilbao, practica la Pelota Vasca con todos sus colegas y tiene gran facilidad para entablar contacto con nuevas personas.

Si estás interesado en cómo seguir conociendo a Asier, te dejo aquí cómo hacerlo

¿Representa Asier en un porcentaje importante a nuestros ejecutivos de cuentas? Si es así, intenta tomar una decisión sobre estas dos opciones excluyentes: ¿Tiene sentido que Asier tenga su agenda personal y profesional vinculada en el dispositivo móvil? ¿O mejor un listado de tareas que debe ir realizando, en una fecha y hora determinada?

Ponerse en la piel de cada persona nos ayuda a establecer criterios, priorizar las partes del producto o servicio que debemos desarrollar y decidir cómo hacerlo.

Si todo el equipo conoce a Asier, es más fácil tomar decisiones con criterio. Es más fácil tener un motivo. Ayuda al equipo a entender el propósito de aquello que están realizando. Y por ello es más fácil validar ese análisis funcional o prototipo. No porqué tu instinto, años de experiencia, conocimiento de aquello que tratas, te lo dice, sino porque puedes argumentarlo a partir de tu cliente, quien te está poniendo a tu alcance sus prioridades, necesidades, deseos, etc. a partir de aquello que realiza en su día a día.

Recomiendo que tengas el modelo persona bien al alcance de la vista de todos. Que guardes un sitio bien visible en la pared de cada equipo para colgarlo y, cuando vayas a tomar una decisión o argumentarla, lo hagas a lado de Asier.

¿Y tú qué dices?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.