Innovación y deporte siempre han sido dos campos que han ido de la mano incluso en terrenos que van más allá de lo que podamos llegar a imaginar.

Cuando hablamos de innovación en el deporte lo más lógico es pensar que esta siempre se produce en lo que a material o nuevas formas de competir se refiere. Las marcas cada vez más apuestan por materiales más ligeros o más adaptados para ayudar a sacar el máximo rendimiento de los atletas en busca de superar marcas o incluso adaptar la biomecánica de los deportistas en la mejora de sus resultados.

Quizás una de las mayores aportaciones que se ha producido entre el deporte y el resto de ámbitos de nuestro día a día es todo lo que hace referencia al Coaching, aplicado al crecimiento personal o profesional o más localizado en la gestión de equipos. Quizás poca gente sabe que John Whitmore, considerado el padre del coaching moderno, se inspiró en el libro “The inner game of tenis” de Timothy Gallwey un entrenador de tenis que revolución los métodos de entrenamiento en este deporte y después lo fue aplicando a otras disciplinas deportivas o a campos como la música o la salud.

Pero si hay algún ejemplo revolucionario para mi en el campo del deporte y la innovación es el caso de Billy Beane, un visionario que fue capaz de cambiar la mentalidad de la liga de beisbol profesional.

“No tenemos dinero, así que tenemos que pensar”

Esa fue la frase que lanzó en su primera reunión de planificación de la temporada con el equipo de ‘scouting’ de los Oakland Athletics. El contexto de su llegada no era el más fácil era una de las peores franquicias de la liga, tenían el presupuesto más bajo y además sus tres mejores jugadores (Jason Giambi, Johnny Damon y Jason Isringhausen) se convertían en agentes libres con lo que les era imposible igualar las ofertas de equipos más poderosos.

Es en un contexto así cuando un líder saca sus mejores cualidades y lo primero que hace Beane es introducir un enfoque absolutamente radical a como se estaban realizando las tareas de scouting en la liga en ese momento. El modelo de scouting se basaba en criterios puramente de logros personales de cada jugador (número de carreras logradas, número de bateos, bases robadas,…) lo que generaba un modelo inflacionista y un reclutamiento del talento difícilmente asumible para muchos clubs a nivel económico.

La disrupción en este caso se produce cuando decide integral un modelo de toma de decisión de datos basado en estadísticas que hasta ese momento estaban infravaloradas en jugadores con habilidades claves (buen bateo pero mal receptor), para llevar a cabo esta gestión se contrata Peter Brand, economista de Yale pero sin experiencia en el mundo del beisbol. La idea era la de generar un grupo de pequeños especialistas en un talento concreto a un precio asequible para mejorar la competitividad del grupo.Esta nueva manera de gestionar un equipo es el Moneyball.

Por supuesto esto provoca el rechazo de todo el staff técnico del equipo y la casi destitución de Beane cuando no llegan los resultados. Pero a medida que avanza la temporada los resultados se van produciendo y la organización asume el cambio hacia un modelo resultadista pero efectivo. En el video Billy te explica brevemente en que consiste su metodología

Lograron clasificarse para las finales pero no pasaron de primera ronda pero lo mejor del caso es que los Boston Red Sox(uno de los mejores equipos de la liga) le ofreció 12 millones de dólares por temporada a Beane, pero él rechazo la oferta. Ante la negativa, Boston decidió adoptar su modelo y en 2004 ganaron las series mundiales después de 86 años de no hacerlo (la llamada “Maldición del Bambino”)

Beane fue un adelantado a su tiempo y conceptos como Big Data, Business Intelligence o reclutamiento por competencias que hoy en día forman parte de nuestro ecosistema ya los aplicaba en el año 2004. Seguramente sino hubiera decidido arriesgar con una metodología diferente su franquicia seguiría siendo de las peores de toda la liga y no habría impactado a otros equipos a que copiaran su sistema.

Existe una película fenomenal y de obligado cumplimiento que te explica esta historia con todo tipo de detalles. Te dejo el tráiler y te deseo que tengas una feliz semana!

¿Y tú qué dices?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.