El otro día leí algo interesante sobre cómo debíamos escribir de tal forma que el contenido sea suficientemente atractivo para que nuestra audiencia lo leyese de principio a fin.

Y eso me hizo pensar en una cosa: a parte de crear un contenido atractivo, con un aporte de valor significativo y relevante, y sobretodo con un discurso coherente de inicio a fin, es igual de importante la imagen que lo acompaña. ¿Y cuanta atención le prestamos a eso en comparación con el esfuerzo que invertimos en escribir el texto?

Os invito a que deis conmigo un paseo por los blogs, webs, periódicos o sites de consulta que visitáis con más frecuencia y que me contestéis a estas preguntas ¿de verdad la imagen que acompaña al texto (si es que hay imagen) es suficientemente relevante? ¿o se queda corta por tamaño, calidad, contenido…? ¿Le falta fuerza, luz, intensidad? ¿Ha logrado transmitirte algo de lo que dice el texto? ¿Tiene relación con el contenido? ¿Te habías fijado en ella antes?

Espero que en algunos casos hayas contestado que sí, porque no vamos a negar que hay muchos ejemplos de buenos usos de las imágenes. Pero seguramente en otros casos has respondido ‘no’. Bien, entonces ¿porque estoy hablando hoy de la importancia de las imágenes?

Os expondré 4 razones muy sencillas que creo que ponen de manifiesto el porque de mi post.

1. Mejora la legibilidad

Un estudio titulado ‘How little do users read’ publicado por Nielsen Norman Group muestra que las personas solamente leen entre el 20-28% del contenido al que acceden. El resto es solamente una lectura rápida y en diagonal para decidir si finalmente van a leerlo o fondo o no. ¿Qué significa esto? Que es necesario utilizar todo aquello que podamos para captar su atención. Y la mejor manera es romper el texto en fragmentos más pequeños, como viñetas, negritas, subtítulos…

El uso de una imagen rompe más el texto y atrae con más fuerza la atención del lector. De hecho, los textos de lectura fácil tienen imágenes entre cada seis y diez puntos, ¿te imaginas? Por supuesto, en el caso del contenido digital, por su extensión no suele requerir más de una o dos imágenes relacionadas con el contenido.

2. Facilita la transmisión del mensaje

Muchas veces los mensajes escritos corren el riesgo de interpretarse erróneamente. A no ser que seas un escritor profesional, el receptor no siempre entiende el mensaje de la misma forma que el emisor pensaba. Las imágenes tienen el poder de hacer hincapié en el punto clave de todo el contenido, ayudando a la reiterar aquello que es más importante. De esta manera le estamos dando al lector una señal visual para mirar en la dirección correcta

3. Ayuda a recordar

Las personas recordamos mejor las ‘instantáneas’ de la información que los grandes bloques de texto, así que si quieres que recuerden tu contenido, mejor incluye alguna imagen. Pero ¡ojo! No vale cualquier imagen… Estudios recientes de eye-tracking han demostrado que, en general, prestamos más atención a las imágenes cuanto en éstas aparece gente real y el contenido es claro y directo. Interesante ¿verdad?

4. Nuevos modelos

La tendencia actual en el mundo del contenido on line pasa por conducir nuestro contenido a través del uso de las imágenes, que serán el principal vehículo de difusión de nuestro mensaje.

Mi consejo: ¡no pierdas el tren!

 


Do you want more posts like this?