Las preguntas son las herramientas de comunicación más poderosas que existen. La cuestión en este punto es si ¿sabemos hacer buenas preguntas?

En el mundo profesional y personal, saber formular las preguntas adecuadas es algo más valioso que saber proporcionar las respuestas correctas. Pero no estamos acostumbrados a esta visión: la miopía de nuestro sistema educativo es que se premia más las respuestas correctas que las buenas preguntas.

Pero la gente del Right Question Institute ha elaborado la kriptonita para poder luchar contra este proceso de una forma simple y efectiva. Ellos lo denominan “Técnica de Formulación de Preguntas” y consta de tres sencillos pasos:

Formula tus preguntas

El primer paso es hacer un listado de todas las preguntas que te vengan a la cabeza sin parar a pensarlas o analizarlas.

Mejora tus preguntas

Una vez hayas completado toda tu lista de preguntas, toca repasarlas y las clasificaremos en dos grupos: “Preguntas Cerradas” para las que se pueden responder con un Si o un No o con una simple palabra y “Preguntas Abiertas” si su respuesta requiere una explicación. Una vez las has clasificado piensa en las ventajas y desventajas de cada una de las categorías.

Prioriza tus preguntas

De las lista que hemos clasificado elige tres preguntas, las que consideres más importantes, y razona el porqué las has elegido. Ahora estás en disposición de poder hacer preguntas poderosas.
Con este proceso aprenderás a hacer preguntas clave que te ayudarán a poder aclarar donde estás y hacia donde quieres ir.

Preguntas para descubrir

Otro punto importante es cuando, a través de las preguntas, quieres llegar a una fase de descubrimiento sobre alguna temática concreta. En este caso, existe la técnica de los cinco “Por qué” que idearon la gente de IDEO, afamado estudio de diseño.

Aquí el ejercicio se basa en generar un diálogo interior que se inicia con la formulación de la pregunta ¿Por qué? y nosotros mismos nos daremos respuesta. Se trata de hacerlo cinco veces porque, y siempre según los creadores de esta técnica, “obliga a la gente a analizar sus comportamiento y actitudes”, lo que favorece ayudar a descubrir problemas ocultos que la mayoría no podría llegar a ver.

Parece que ya llega el invierno, así que abrígate y te dejo con un buen tema de los Crash Test Dummies. ¡Que tengas una feliz semana!

¿Y tú qué dices?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.