Un nuevo mensaje en la bandeja de entrada: el cliente ha aceptado y debemos empezar según la propuesta presentada. El pistoletazo de salida ha sido dado. Afrontas un nuevo proyecto, un nuevo reto.

Alcance, tiempo y costes definidos, equipo preparado y plan de proyecto a punto. Parece que tenemos todos los ingredientes para empezar a realizar un nuevo proyecto que vaya a finalizar con éxito. Hemos evaluado los stakeholders, el plan de riesgos, la mejora continua, etc. Y el cliente parece estar de acuerdo con todo…

¿Qué puede fallar?

Es indudable que una de las piezas clave para la consecución del éxito de un proyecto es el equipo. Y como siempre, cuando hablo de equipo, hablo de todas aquellas personas que participan en el proyecto: cliente, partners, profesionales independientes, etc. Aquellos que han de hacer que el proyecto acabe siendo un éxito en el mercado al que va dirigido.

No gestionar las expectativas correctamente, no dar la visibilidad del proyecto en el momento adecuado ni la importancia a los entregables, no respetar fechas ni visualizar qué ni cómo está pasando, son algunos de los aspectos que lo pueden hacer fallar.

¿Cómo evitarlo?

Seguramente haya muchos modos de evitarlo y dependa del estilo de liderazgo llevado a cabo. Pero hay un aspecto que considero clave: generar un entorno de confianza.

La confianza permite que el equipo trabaje de forma efectiva, conociendo qué debe hacer y para quién lo está haciendo. Confía en que no saldrán nuevas personas o intereses que harán que el proyecto se desvíe sin las consecuentes implicaciones de costes y esfuerzos.

La consecuencia de actuar bajo la premisa de la confianza es un desgaste menor de todo el equipo. Centramos los esfuerzos en el reto y no en la gestión de los obstáculos del proyecto.

Con confianza puedes estar seguro de que todo el equipo quiere alcanzar el reto sea como sea, y de que los obstáculos e imprevistos que salgan a lo largo del camino serán sorteados con un «win to win», sin perjudicar a ninguna de las partes.

¿Cómo creamos un entorno para generar confianza?

En mi artículo Equipos virtuales de confianza hablaba sobre cuatro aspectos que son perfectamente aplicables en el caso que estamos tratando, imprescindibles para generar y crear estos entornos.

Cuando ponemos al cliente dentro del equipo debemos tener en cuenta otros aspectos importantes que menciono a continuación.

  • No existe una única respuesta válida. Cada problema puede tener varias soluciones y las válidas serán las que el mercado nos mande. Cada cliente puede responder de forma diferente. Intentar imponer una solución creará desgaste, y que los profesionales que participan y no estén de acuerdo pierdan la confianza.
  • Todo profesional debe poder aportar conocimiento al proyecto. En el momento en que pasa a exponer las tareas realizadas y hace partícipe al equipo, gana confianza en la solución propuesta y cómo se ha realizado.
  • Todos podemos fallar. Pero debemos aprender del fallo. Si tenemos indicadores de fallo, la confianza para comunicar un error y propuestas para solucionarlo, podremos estar tranquilos en que tendremos la visibilidad del estado real del proyecto y podremos dar soluciones a los problemas en un tiempo más adecuado. El entorno del proyecto ha de posibilitar escenarios de fallo para arriesgar todo lo que necesite el proyecto.
  • Celebrar y escalar los éxitos. Dar visibilidad y comunicar cada uno de los hitos conseguidos. Hacer que tengan la misma relevancia e importancia que en el momento en que se planificó. Esto nos confirmará que estamos en el buen camino.

Dentro de un entorno de confianza de este tipo, involucrando a todos los profesionales del equipo, sintiéndonos fuertes dentro de ese equipo, dejando egos de un lado, con humildad y mirando por el proyecto, podemos centrarnos en aquello que realmente importa, el reto a alcanzar.

¿Y tú qué dices?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.