El otro día el diario Vallès Econòmic nos publicó una entrevista en la que hablábamos de nuestro trabajo en una de nuestras 4 áreas de actividad ayudando a organizaciones a adoptar el cambio por medio del insourcing de innovación ágil y creatividad organizacional para poder afrontar con éxito su futuro. Como la entrevista está en catalán, hoy os la compartimos en castellano esperando que os guste.

La empresa deberá tener una gran capacidad de aprendizaje y desaprendizaje continuo

Sabemos que tu empresa se dedica al Insourcing de Servicios Agiles de Innovación y Creatividad Organizacional. Pero para que todos lo entendamos, ¿nos podrías explicar que hacéis exactamente, cuál es el objetivo de tu empresa?

Ayudamos a las organizaciones – públicas y privadas – a aplicar la creatividad para innovar de forma ágil y así poder liderar su futuro. Vivimos en un entorno muy cambiante, cada vez más volátil, incierto, complejo y ambiguo. Cada vez más ‘darwinianamente’ no gana el más grande o el más fuerte. Sino quien se adapta mas rápido a las nuevas condiciones del entorno. Nosotros hacemos fácil esta adaptación a cualquier organización que sea consciente de que ha de cambiar lo antes posible y no sabe como hacerlo.

¿Cómo tendría que ser la empresa del futuro?

Ha de ser una red y tener sus propiedades. Muy ágil, es decir, rápida y como una gran flexibilidad de adaptación para dimensionar-se en función de la demanda. Deberá tener una gran capacidad de aprendizaje y desaprendizaje continuo. Tendrá que estar enfocada completamente en crear valor. El cliente ha de estar en el centro del modelo operativo, no al final de la cadena de valor.

Agilizamos la innovación enseñando a personas y organizaciones a utilizar la creatividad para aprovechar su pasado, liderar su presente y crear su futuro.

¿Crees que los recursos tecnológicos son vitales para desarrollar un negocio con éxito? ¿Por qué?

Quien no sepa poner la tecnología al servicio del negocio se extinguirá. Los clientes esperamos ser reconocidos como individuos diferentes, no como miembros de un segmento comercial. La tecnología nos ha de ayudar a hacer que cada experiencia de valor con el cliente sea única y memorable. Ha de ayudarnos a aprovechar cada punto de contacto y que momento de la verdad sea una oportunidad para sorprenderle gratamente y superar sus expectativas de forma continua. La tecnología nos ha de ayudar a ver lo que nuestros ojos no ven y hacer eso que nuestro cerebro es incapaz de procesar en un espacio corto de tiempo.

¿Qué significa ser creativo a la hora de desarrollar proyectos? En qué se ha de basar esta creatividad?

En las organizaciones hay dos tipos de problemas, los complicados y los complejos. Los complicados son aquellos a los que estamos acostumbrados y que tienen una única solución lógica. Por ejemplo, producir un producto con la cualidad que espera el cliente. No es nada fácil, pero es repetible. Los problemas complejos en cambio, no tienen una única solución y tienen un grado de incertidumbre muy importante. Por ejemplo seguir liderando un segmento de mercado. No depende solo de nosotros y requiere soluciones imaginativas. La conocida frase “como no tenemos dinero, tenemos que pensar” encaja muy bien aquí. Einstein ya decía que la imaginación es más importante que el conocimiento. La creatividad aplicada se basa en las necesidades del negocio y se encarga de resolver problemas de forma diferente para diferenciarlos de nuestros competidores y seguir mereciendo la preferencia de nuestros clientes.

 

innovar para aprender

¿Cómo se puede potenciar la creatividad tanto a nivel personal como empresarial?

A nivel personal se trata de alimentar el pensamiento crítico para reinventarnos constantemente, no buscar la estabilidad sino surfear las realidades. Basarnos en preguntas, más que en respuestas, buscando los problemas principales de donde aparecen el resto de problemas más cotidianos. Para ser más creativos tenemos que cultivar la curiosidad, la capacidad de aprendizaje, de compartir y colaborar, la de ser capaces de mirar donde todos miran y ver algo que nadie más ve…

A nivel organizacional se trata de cultivar este tipo de competencias creativas a nivel de empleados y colaboradores de la organización, dando paso y apreciando el talento de las nuevas generaciones, dejando de pensar en los ‘recursos humanos’ y empezando a pensar en los ‘humanos con recursos’, ser capaces de dar la oportunidad a nuestra gente para que desarrollen sus fortalezas en beneficio de la organización y, por tanto, también el suyo propio. Una organización creativa es la que sabe liberar y aprovechar todo el potencial creativo de sus equipos de forma orquestada y que sabe componer e interpretar la sinfonía adecuada a cada momento.

¿Nos podrías hablar de algunos proyectos propios?

Empezamos de una forma muy práctica ayudando a grandes organizaciones a ejecutar proyectos estratégicos que llevaban mucho tiempo bloqueados por falta de dedicación, enfoque o capacidad para llevarlos a cabo. Con el tiempo los clientes nos han ido pidiendo cada vez más, no para “comprarnos el pescado” (outsourcing) sino a “aprender a pescar” por ellos mismos (insourcing). No podemos hablar de casos particulares por compromiso de confidencialidad pero hemos trabajado con bancos, aseguradoras, farmacéuticas, instituciones publicas, fabricantes, escuelas de negocios, etc. Las dos constantes son: mucha gente trabajando sumado a un gran cambio de cultura pendiente de hacer.

¿Crees que la actitud personal es un factor clave a la hora de crear proyectos exitosos?

De hecho creo que la actitud de la gente que trabaja en la empresa es el activo más importante. Para que el proyecto sea un éxito, la gente ha de estar motivada a tres niveles concéntricos: el más superficial; nivel extrínseco, que esté bien pagado y reconocido; nivel intrínseco, que haga una tarea que le gusta; y a nivel trascendental, que se sienta identificado con los valores de la organización y los objetivos del proyecto.

Hablando de temas de innovación, ¿cuales son los elementos clave que se han de ir reciclando a nivel de creación y desarrollo de empresas?

Han de replantearse cuatro elementos fundamentales: el liderazgo que hace posible la cultura organizacional y el trabajo con las personas, no recursos; el proceso, que ha de ser capaz de resolver problemas complejos y no solo complicados, el entorno de trabajo que ha de fomentar la colaboración y aprendizaje informal; y los indicadores del éxito, que no han de ser únicamente económicos, sino de rendimiento organizacional, creatividad, rapidez, flexibilidad, aprendizaje, etc.

Aprovechando que somos un medio de comunicación moderno, ¿tienes alguna receta para dar a este sector?

Que sea capaz de aprovechar sus diferentes audiencias para crear una relación, no solo de proveedor de información y conocimiento, sino de aprendizaje y de networking. Los medios de comunicación se tendrían que convertir en medios de desarrollo, relación y anticipación.

Un comentario sobre “La empresa del futuro

¿Y tú qué dices?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.