El título de esta obra de Oscar Wilde encierra mucho más de lo que se puede leer a primer golpe de vista, estamos ante toda una declaración de intenciones frente a la sociedad de su época.

Si tomamos el título original de la obra “The importance of being earnest” juega con el significado de la última palabra que en inglés viene a significar “serio o formal”. Y es que el post de hoy va de eso, de ser honesto y de ser serio y de ofrecer a los consumidores lo que realmente están buscando en un servicio.

¿Qué es lo que hoy en día convierte a un servicio en algo honesto? O mejor aún ¿Por qué Netflix, Airbnb, el sistema Linux o el iphone son servicos/producto honestos? Por que tienen detrás suyo algo que los diferencia de los demás: un ecosistema.

Probablemente estarás pensando a que me refiero, pues veamos un ejemplo: en California existe una empresa llamada Pley que ofrece servicios de suscripciones en juguetes. Ofrece diferentes opciones pero uno de sus principales atractivos es que te permiten disponer de todos los juegos de LEGO sin la necesidad de conservarlos en casa: lo recibes, lo montas y lo devuelves para recibir otro juego.

Esto convierte a Pley en una empresa que está dentro del ecosistema de LEGO, dentro del territorio de la marca incrementa la satisfacción del usuario por utilizar ese producto. Para poder disponer de un ecosistema las marcas han de crear producto extraordinarios porque otras empresas trabajarán a partir de ellos.

¿Cómo se construye un ecosistema?

Crear un ecosistema no es algo fácil y desde luego no se construye de la noche a la mañana, se requiere de altas dosis de paciencia y de talento pero te voy a dejar algunas pautas para que puedas intentarlo:

  1. Crea un gran producto, poco más se puede añadir a este punto más que pon pasión en todo lo que hagas, eso te diferencia del resto de productos del mercado.
  2. Apuesta por entornos abiertos, que participar en tu ecosistema sea fácil y con los mínimos requisitos necesarios, un sistema cerrado genera desconfianza (que se lo digan a Nokia primero y a Microsoft después con el Windows Mobile…lo controlaron tanto que no existían casi aplicaciones).
  3. Da información, publica todo lo que puedas sobre tu producto, ayuda a difundir toda la información que consideres puede ser necesaria para llegar a tus usuarios.
  4. Feedback con el usuario, recuerda poner en tu página web mecanismos para que la gente pueda hacerte llegar su opinión sobre tu producto.
  5. Acepta la crítica, esta es consecuencia de la anterior y aceptar la crítica a largo plazo te ayudará a construir vínculos muy fuertes con tus usuarios.
  6. Ayuda a construir grupos de interés y comunidades online, facilita que se construyan comunidades donde se hable o se intercambie información sobre tu producto, eso te convertirá en una “Lovemark” (el sueño de cualquiera que se dedica al marketing).

Espero que estas seis pautas te ayuden a conseguir tus objetivos y te deseo la mejor de todas las semanas.

¿Y tú qué dices?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.