No es posible innovar sin tener un proceso “sistemático” de generación de ideas. Pero para llegar a esta fase creo que necesitas desafiar a tus propias suposiciones.

Alguna vez te has preguntado “¿por qué hacemos las cosas de la forma en que las hacemos?”.

Siempre las mismas suposiciones

Dentro de un listado de frases preferidas sobre suposiciones, siempre salen las mismas:

  • podemos cobrarle más al cliente porque él sabe lo bueno que somos;
  • es así que se hace en nuestra industria;
  • no se puede hacer;
  • no tenemos experiencia para ello;

A veces acontece que dentro del equipo hay alguien que sí tiene “experiencia en ello” y es una cuestión de preguntar. ¿Cómo está tu cultura de/que pregunta?

Si supones que algo no se puede hacer, ¡pídele a tu equipo 10 motivos por qué no se puede hacer!

Las suposiciones tienen su papel en la vida y naturalmente en los negocios, pero creo que impiden que seas innovador. Son suposiciones, no hechos.

Creo que para innovar debes desafiar todo el tipo de suposiciones. ¿No lo crees? Para ser competitivo no puedes asumir que no tienes determinada capacidad.

¿Qué hacer entonces?

  1. Cuestionarlo todo y vigilar de cerca – o incluso, si es el caso, eliminar del proceso – las suposiciones.
  2. Basarse en hechos. Asumir sin validación puede ser fatal.
  3. Sensibilizar y formar el equipo.
  4. Probar. Cuando pruebas aprendes, y cuando aprendes eliminas mitos y validas.
  5. No desalentarse. En la innovación la resistencia es un gran aliado de las suposiciones.

Cuando supones, piensas que ya sabes el resultado. Creo que lo que debes suponer es que es la innovación – y todo lo que implica –  llevará tu organización al éxito. Aunque las suposiciones sean un inhibidor difícil de eliminar. Debes ser consciente de su constante presencia en los procesos de innovación.

Si supones, no puedes estar preparado para lo que viene después. ¡No encajará en tu modelo!

Conclusión

La innovación puede ser un largo camino. En este camino algunas suposiciones nos protegen, pero otras no. Te pueden dejar anclado en el pasado. Mi sugerencia es que dejes de suponer que tus productos y servicios del pasado seguirán siendo un éxito en el futuro, o que tus clientes y competidores del pasado seguirán siendo los mismos en el futuro.

 

Pregunta de auto-reflexión: ¿Qué suposiciones no permiten que mi organización innove?


Do you want more posts like this?