La semana pasada repasamos los 19 canales de captación identificados por Weinberg y Mares en su libro titulado “Traction: A Startup Guide to Getting Customers”. Al finalizar el post, os decía que hoy seguiríamos con la matriz que desarrollaron para identificar los canales más rentables. Pues allá vamos: os presento “The Bullseye Framework”.

The_Bullseye_Framework

La metodología es la siguiente:

1· Brainstorm:

En primer lugar tenemos que encontrar una utilidad para cada uno de los 19 canales de captación listados. Aunque parezca imposible o muy difícil, los creadores de la metodología insisten en que encontremos por lo menos una manera razonable de trabajar cada vía y sacarle partido.

Aquí, mi recomendación es que lo hagas centrándote en tu cliente. Para cada canal, hazte la pregunta siguiente: ¿en qué le puede aportar valor a mi público objetivo? No sólo se trata de que te acerques a tus consumidores potenciales, sino de que te acerques de manera relevante…

Una vez tenemos nuestra lista completada, debemos reflexionar sobre las características de cada táctica:

  • En una escala del 1 al 5, ¿qué potencial tiene este canal en particular?
  • ¿Cuánto nos costaría adquirir un nuevo cliente a través de este canal?
  • ¿Cuánta gente podríamos alcanzar?
  • ¿Cuánto tiempo nos llevaría realizar una prueba económica en este canal?

2· Clasificación:

Con esta información, empezaremos a clasificar los canales ubicándolos en una de las tres categorías de la matriz. Si usamos la referencia de la diana, lo más cerca del centro mejor, ¿verdad? Pues aquí lo mismo. En el círculo exterior pondremos los proyectos a largo plazo, en el mediano pondremos las opciones que tienen potencial y en el círculo interior pondremos los canales más rentables para nuestra organización.

3· Priorización:

Ahora nos fijamos en el círculo interior de la matriz. Weinberg y Mares recomiendan que no tengamos a más de tres canales allí para focalizar todos nuestros esfuerzos en los más pertinentes.

4· Prueba:

Con nuestros tres finalistas fichados, podremos empezar a realizar pruebas. Estas pruebas tienen que ser rápidas y baratas (lo más posible) y deben tratar de confirmar, o no, la eficiencia de cada canal.

5· Focalización:

Ya tenemos claro qué canal merece la pena. Ahora nos toca exprimir todo su jugo Cabe destacar que la relevancia de los canales varía según el ciclo de vida de los productos y el tamaño de las compañías…

Aquí acaba la metodología de Weinberg y Mares. En INUSUAL, apostamos por el Marketing de Contenidos pero no dejamos de aprovechar otros canales cuando la ocasión se presenta. ¿Y tú? ¿Cuáles son los canales que está usando tu organización? ¿Tienes algún buen ejemplo que compartir?

¿Y tú qué dices?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.