Estoy seguro que conoces a alguien que le guste trabajar bajo presión. Que cuando tiene un objetivo a corto y debe ser creativo buscando las mejores soluciones para realizarlo, está motivado y focaliza sus allí esfuerzos.

Otras personas se abruman ante los retos antes de sentarse a pensar y organizarse. Ven que las tareas que han de realizar conllevan un esfuerzo superior al que pueden dedicar. Esa situación les causa estrés.

Conozco personas que la presión les causa estrés, aunque también personas estresadas que no tienen presión.

El estrés es un estado ignorante. Cree que todo es una emergencia. Natalie Goldberg.

Lo que más me gusta de esta cita de Natalie Goldberg es pensar que el estrés es un estado, y como tal, puede moverse a otro estado.

Diferencias entre trabajar bajo presión y estrés

Amy Morim es autora del libro “13 things mentally strong people don’t do”. En su artículo “Your Failure To Differentiate Stress From Pressure Could Be Your Downfall” nos explica las diferencias entre trabajar bajo presión y estrés.

Las explicaciones están basadas en los estudios realizados por el Ph.D. Hendrie Weisinger. Comenta que el estrés es una situación que se produce cuando hay que realizar muchas tareas y no tienes los recursos necesarios (tiempo, conocimientos, equipo, etc.). La presión se produce cuando hay algo en juego que depende del resultado de nuestro desempeño.

Tal y como explica el artículo, cada situación puede tener planes de acción diferentes y esto es realmente interesante.

Creo que trabajar bajo la presión adecuada puede producir beneficios interesantes, mientras que trabajar con estrés puede ser contraproducente. En esta situación, una de las claves es encontrar el grado de tensión adecuado para que la presión no acabe produciendo estrés.

Actuando en situaciones de presión

Hay una frase de Bill Clinton que creo que resume perfectamente cuál es el mejor modo de afrontar una situación de estrés:

A veces, cuando las personas están bajo mucho estrés, odian pensar, y es en ese momento cuando más necesitan pensar. Bill Clinton.

Conozco profesionales que al trabajar bajo presión se estresan, y cuando están estresados actúan a muy corto plazo. Solucionan los problemas que van surgiendo en base a sus conocimientos, competencias y habilidades, dando solución a los temas urgentes y prioritarios de ese mismo momento.

Esta forma de actuar es realmente importante en algunas situaciones, y a veces, incluso imprescindible. Pero debemos tener cuidado en las consecuencias de las acciones que realizamos. Tanto en su contenido como en su forma.

Las consecuencias de perder las formas con el equipo pueden ser tan nocivas como tomar una mala decisión o realizar una acción incorrecta en un proyecto.

Cuidado con que lo más importante sea llegar a los objetivos. Porque a veces surgen nuevos objetivos no establecidos correctamente a medida que se realizan las tareas y se resuelven los problemas, y en ese momento, parece ser que todo vale para alcanzarlos…

Planificar, hacer, comprobar y actuar

Creo que el mejor modo de actuar en situaciones de presión sigue siendo «Planificar, hacer, comprobar y actuar». Todo y que la presión nos implique tomar decisiones y actuar de forma rápida. Es por ello que considero imprescindible:

  • Diferenciar entre presión y estrés, y gestionarlo consecuentemente.
  • Parar a pensar de forma clara, para poder trazar un plan adecuado.
  • En el momento en que no estés en acción, visualizar qué posibles escenarios pueden darse en los que tengas que tomar decisiones de forma rápida.
  • Intentar que las emociones no influyan en la realización del plan ni en su ejecución.
  • Realizar un plan de acción y evaluar riesgos y consecuencias.
  • Priorizar las tareas.
  • Actuar pensando en las consecuencias de las formas y del contenido.
  • No dejarlo todo para último momento, con lo que ya no puedes hacer el plan.

Creo que es importante poder parar, analizar la situación, priorizar las tareas y mantenerse focalizado en realizarlas, mientras todo sigue a una velocidad de vértigo. Me viene a la cabeza aquella imagen de Matrix en la que el personaje puede esquivar las balas porque tiene los reflejos y la capacidad de realentizar la situación y ver por dónde vendrán los tiros.

Pregunta de auto-reflexión: Si miras cómo estás actuando o has actuado en situaciones bajo presión, ¿ crees que tu comportamiento ha sido a causa de la presión o del estrés ? ¿puedes explicarnos qué ha causado la presión y qué el estrés?

¿Y tú qué dices?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.