El otro día tuve el placer de participar como ponente invitado en una jornadas organizadas por nuestros amigos de Firma Profesional en las que se hablaba de la transformación digital. Si ya me conoces, sabes que para mi lo digital es una excusa para hablar de lo que de verdad importa.

Cuando hablamos de transformación digital, aunque parezca mentira no nos referimos (sólo) a tecnología. De hecho, hoy casi todo ya es digital.

El cambio que deben hacer las empresas ha de ser cultural, si no, no funciona.

No importa el nivel de digitalización, sino cómo la organización se adapta y actúa en un nuevo contexto.

Tenemos que aprender a planificar con la incertidumbre

La tecnología está cambiando muchas cosas y nos obliga a comportarnos de manera distinta, tanto como profesionales como ciudadanos. ¿Qué ha cambiado? La incertidumbre. No podemos predecir lo que va a pasar en el futuro y “tenemos que aprender a planificar de otra manera”.

La incertidumbre ha crecido porque hay muchas más variables que en el pasado, y todo se ha hecho más complejo e impredecible. Nosotros no hemos cambiado tanto, así que con los mismos recursos debemos aprender a movernos de una forma más ágil, más rápida y, sobre todo, más flexible si queremos sobrevivir en este entorno.

Si somos organizaciones bisontes lo vamos a pagar caro

Algunas empresas se siguen comportando como antes de la revolución tecnológica. Son como bisontes. Son animales grandes, pacíficos, que viven de una manera previsible, y que a su vez, tienen mucho valor. En definitiva, un blanco apetitoso para los cazadores. Los norteamericanos idearon un plan para atacarlos en grupo: provocaban estampidas, los conducían en masa a un pendiente, y los esperaban abajo para matarlos. Como los bisontes no se lo esperaban y tampoco estaban conectados entre sí para avisarse, fueron una presa muy fácil. De hecho, en el siglo XIX el bisonte americano se cazó en masa hasta casi su extinción.

Un momento de la jornada en el Col·legi de Metges de Barcelona Barcelona.
Un momento de la jornada en el Col·legi de Metges de Barcelona.

Los bisontes no supieron reaccionar a un cambio disruptivo. El cambio que supuso la nueva estrategia de caza, es igual de fuerte a lo que ha hecho la tecnología en el mundo de la empresa. Aún nos parece paradójico que por ejemplo Uber, la empresa que controla más taxistas del mundo, solo tenga una app. ¿En qué situación están Kodak o Blockbuster, que pensaban que iban a dominar siempre el sector de la fotografía y el vídeo en casa? “Si no innovamos nosotros lo van a hacer los demás, y además lo podemos pagar caro”, afirma Rosales. Debemos preguntarnos “¿cuánto tiene mi organización de bisonte?”

¿Por qué tenemos tanta resistencia al cambio?

Adoptar un nuevo estándar tecnológico es una cuestión de actitud y de superar resistencia al cambio. Estamos en la era del cliente y la clave de los negocios es que nos pueda llevar siempre en su bolsillo. ¿Estamos preparados?

La resistencia al cambio se debe a tres factores:

  • Falta una estrategia de innovación. A veces no está clara o conviven demasiadas a la vez. Aquí el papel clave lo tienen los directivos de las empresas.
  • El equipo no está preparado para actuar de forma imaginativa
  • Los objetivos son irreales. No hay ni estrategia clara ni presupuesto
    De hecho, para vencer esta resistencia se necesita visión, habilidades, incentivos para que la gente de la organización responda a los cambios, recursos y un plan de acción de concreto y específico.

Para sobrevivir necesitamos saber si somos mucho o poco “bisontes” y cómo pueden cazarnos. Debemos innovar, evolucionar tanto como se pueda y adaptar la organización al máximo. Debemos ser nosotros mismos, y no otro, quién nos saque del mercado.

Pregunta de auto-reflexión: ¿Está mi organización preparada para el futuro?

El contenido de este artículo proviene de la jornada Colegios profesionales digitales. Si quieres acceder a la información completa y a los videos, entra en la comunidad de Firma Profesional.

¿Y tú qué dices?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.