¿Qué es lean?

Lean son una serie de principios enfocados a eliminar todas las tareas que no aporten valor sobre aquello que estamos realizando. Aplicado a un proyecto, aquello que no aporte valor al producto o servicio final. Para ello, visualiza todo todo el proceso que se produce en una cadena de valor a lo largo de un proyecto y, en todos aquellos puntos que se produce desperdicio, lo elimina.

Lo que hoy conocemos como ‘Lean’ proviene del “lean manufacturing”, en gran parte de la mano de Toyota, y sus principios básicos son:

  • Orientado totalmente al cliente y basado en la construcción de relaciones duraderas entre él y los proveedores.
  • Abierto al cambio para producir aquello que finalmente se desea, siendo el cliente es totalmente complice del resultado final.
  • Para ello, se basa en la realización del trabajo en pequeños lotes y entregas rápidas detectando, lo antes posible, posibles errores en el producto o servicio final.
  • Busca no tener defectos, para no realizar “re-working”. Para ello se introducen elementos que ayudan a no cometer errores.
  • Busca optimizar todo el proceso, usando procesos de mejora continua en los que cada persona que trabaja en el proyecto aporta elementos de mejora. Se basa en que la persona que más puede aportar sobre un cierto aspecto es aquella que trabaja sobre dicho aspecto. Crea sentido de pertenencia, implicación y compromiso. Se crea conocimiento.
  • Busca no tener despilfarros (desperdicio o muda), eliminando tareas que no aporten valor
  • Basado en el ‘pull’, siendo el mercado el que va tirando según necesidades (y no abasteciendo de forma masiva al mercado)

¿Qué es ‘agile’?

‘Agile’ son una serie de valores y principios basados en el manifiesto ágil. El manifesto ágil nace en el mundo del desarrollo del software en contraposición de las metodologías tradicionales de proyecto (largas, lentas, pesadas y, muchas veces, con resultados no deseados ni por cliente ni por proveedor). Los principios del agile están basados en las personas y sus relaciones. Se busca entregas rápidas de máxima calidad, tanto de producto como de servicio, para que el cliente entienda aquello que se está realizando y pueda aportar cambios que hagan acercar el producto a aquello que desea y sea factible en tiempo y coste. Se busca la relación duradera con él y que sea partícipe en el desarrollo del producto o servicio.

El agile nace posteriormente al lean y como puedes ver, tiene cierta inspiración ¿no te parece? Entonces te preguntarás, ¿qué es aquello que los diferencia? Desde mi punto de vista la principal diferencia es la esencia de cada una de ellas. Los principios del lean ayudan a promover la mentalidad y cultura necesaria dentro de la empresa. El agile se basa en entregas tempranas que aporten valor al cliente y flexibilidad para variar el producto. ¿Te resultan realmente lo mismo o ves diferencias sustanciales?

Yo veo el agile y el lean como principios fundamentales de los que, seleccionando las herramientas más adecuadas para cada cliente / proyecto / equipo, nos pueden ayudar a conseguir el éxito en cada uno de nuestros proyectos. ¿Estás de acuerdo o eres de los que creen que mejor seguir a rajatabla cada uno de los principios y usar cada herramienta de forma estricta?


Do you want more posts like this?