Hace diez años, una joven investigadora india emigrada a los Estados Unidos se fijó como objetivo entender cómo los emprendedores actúan y razonan y plasmarlo en una metodología accesible para todos.

Para conseguirlo, Saras Sarasvathy – es su nombre – desarrolló el protocolo siguiente: eligió a varios emprendedores exitosos y les presentó una serie de problemáticas típicas, pidiéndoles que las resolvieran en voz alta. A partir de allí, logró destacar 5 principios que los participantes habían aplicado sistemáticamente, sin ser necesariamente conscientes de ello. Estas 5 reglas forman la base de lo que Saras llamó “La Efectuación”, la lógica empresarial de los emprendedores expertos.

¿Por qué te interesa?

Si eres emprendedor, quieres serlo o trabajas con ellos, el interés de conocer esta metodología es evidente. Pero si trabajas en una gran empresa y estás muy lejos de querer montar tu propio negocio, es probable que no lo tengas tan claro. La relación es la siguiente: innovación y emprendimiento van de la mano. Los dos conceptos tratan de lo mismo -crear algo nuevo-, y se nutren de lo mismo: creatividad y perseverancia.

Que sea desarrollando nuevos productos, servicios, procesos o nuevas organizaciones, las personas y los equipos más exitosos tienen algo en común. Un “algo” que no tiene nada que ver con los mitos que nos suelen servir habitualmente, y que Saras Sarasvathy ha conseguido descifrar.

Principio nº1: “más vale pájaro en mano que ciento volando”

En otras palabras, en vez de ponerse primero objetivos y luego medir los recursos que va a necesitar para alcanzarlos, el empresario razona a partir de lo que tiene y son sus recursos que determinan las metas que se puede proponer. La idea es avanzar paso a paso según los medios disponibles, con la posibilidad de rectificar si algo sale mal. En general, el emprendedor experto usa tres tipos de recursos: su propia personalidad (quien es), sus conocimientos (lo que sabe) y su red (a quien conoce).

Principio nº2: “la pérdida aceptable”

Al contrario de lo que siempre nos han dicho, a los empresarios no les gusta particularmente el riesgo. Lo que pasa es que no dejan de hacer las cosas por ello porque no temen el fracaso. Pero el riesgo no es lo que les motiva. De hecho, lo intentan controlar reduciendo la incertidumbre al máximo. Y como son pragmáticos, saben muy bien que lo que pueden controlar no es tanto lo que esperan ganar, sino lo que están dispuestos a invertir en su proyecto… su “pérdida acceptable”.

Principio nº3: “el mosaico loco”

El emprendedor experto es muy consciente de que su éxito depende – y mucho – del equipo que consiga reunir alrededor de su proyecto. Al fin y al cabo, lo que finalmente salga al mercado será el resultado de múltiples contribuciones provenientes de varios actores. Todo el talento del empresario consiste en lograr que las personas adecuadas se involucren en su proyecto y colaboren con él.

Principio nº4: “la limonada”

Hay un dicho inglés que dice: “si te dan limones, haz limonada”. Y esto es lo que hacen los emprendedores: saben detectar y aprovechar las oportunidades. Saben pivotar y dominan el arte de la serendipia.

Principio nº5: “el piloto en el avión”

Los emprendedores no ven las cosas tal como son o como dicen que serán, sino como podrían ser. Ven lo que pueden cambiar y confían en su capacidad para hacerlo. En este sentido, el emprendedor es el piloto de su vida, recorriendo el camino que ha elegido al mando de su avión, en todo momento.

Conclusión

Se confirma que para emprender e innovar, no debemos ser ni genios ni adivinos, sino pragmáticos y ágiles. En vez de intentar predecir el futuro, debemos ser conscientes de que lo podemos – en parte – controlar. Debemos privilegiar la acción por encima del análisis, porque es la acción que provoca el aprendizaje y genera oportunidades. Una idea no vale nada si no se ejecuta, y más vale actuar sin idea que tener una idea y no hacer nada con ella.

No sé tú, pero a mí “La Efectuación” me ha dado para pensar…


If you're not an innovator, please don't click here.


Un comentario sobre “Emprendimiento e innovación

¿Y tú qué dices?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.