Ya en mi post Gestionar proyectos con incertidumbre hablé sobre la importancia de gestionar la incertidumbre en proyectos y como cuando salimos de los estudios al mundo laboral, pensamos en que estamos preparados para afrontar los retos que nos presente.

Entonces ¿qué es aquello que nos falta para poder encajar como pez en el agua en nuestro trabajo? Ya desde pequeños nos forman en el colegio para poder dar respuesta a una serie de conocimiento estructurado. Sabemos de antemano qué nos preguntarán y, con algo de ejercicio, podemos desarrollar soluciones a problemas muy complejos, pero siempre relacionados con la materia conocida. Podemos dar respuesta a un sin fin de preguntas.

Y todo ello es necesario, porque es la base que se necesita para poder seguir evolucionando. Pero en el mundo laboral necesitamos movernos en otras circunstancias. Nadie te enseña cómo vender tu idea dentro de tu organización, cuando no está preparada para recibir nuevas ideas. O a participar en un equipo de forma “virtual”. O a gestionar la presión por el trabajo o moverte en una gran organización.

Muchas veces no es por falta de conocimientos que no podamos avanzar en el mundo laboral, sino por la falta de herramientas que nos ayuden a superar soluciones inciertas.

Desde mi punto de vista, todas estas situaciones tienen un punto en común. Que hay un factores que desconocemos y proporcionan escenarios de incertidumbre. Y tenemos que tomar una decisión ante una situación incierta. Para afrontarlas con garantías, o tienes una buena dosis de experiencia, o necesitas un método que te ayude a entender el problema. Debemos no huir de él o ir sobrellevándolo.

El método consiste en un proceso que te ayudará a detectar el problema correcto. Para ello intenta clarificar al máximo la situación en la que te encuentras, una situación “borrosa”, haciéndote ganar visibilidad. A partir del problema correcto puedes establecer los hechos reales y generar ideas para centrarte en aquellas que puedas dar solución. De este modo podrás acabar dándole una solución viable. Podrás aprender a evitar volver a caer y, en caso de hacerlo, como solucionarlo.

La herramienta de de la que hablo, si aún no la has identificado, es el Simplexity Thinking, del que mi socio Pere presentó en su post Simplexity Thinking de Min Basadur. Te animo a que leas tanto su post como las referencias que da y nos comentes cómo la aplicarías para poder dar solución a aquellas situaciones que te causan dolores de cabeza, tanto en tu vida personal como en tu vida profesional.


Do you want more posts like this?